Diabetes Gestacional


DIABETES GESTACIONAL


La diabetes es una enfermedad crónica en la que el paciente tiene un trastorno para el metabolismo de la glucosa. Como consecuencia de este trastorno, se produce un aumento de los niveles de glucosa en sangre, lo cual da lugar a diversas complicaciones.

Se trata de la enfermedad metábolica que con más frecuencia complica la gestación, lo cual da lugar a un aumento de las complicaciones durante el embarazo, con consecuencias tanto para la madre como para el feto.

Embarazada-comida-sana

Podemos diferenciar 2 situaciones:

• Pacientes diabéticas que se quedan embarazadas.
• Pacientes en las que se les diagnostica la diabetes durante la gestación.

Aquellas pacientes diabéticas que deciden quedarse embarazadas deben tener muy bien controlada la enfermedad. Deben esperar la recomendación de su médico endocrinólogo para buscar la gestación. Tanto estas pacientes como aquellas en las que se diagnostica la diabetes durante el embarazo, pasan a enmarcarse dentro de las gestaciones de alto riesgo obstétrico, y se recomienda que lleven un control multidisciplinar tanto por el obstetra como por el endocrinólogo.

El diagnóstico de la diabetes durante el embarazo se va a realizar en estas 2 situaciones:

  • Si los niveles de glucosa en sangre en una paciente en ayunas se encuentran por encima de 126 mg/dl en días diferentes, o bien una sola determinación al azar por encima de 200 mg/dl.
  • O bien, si la paciente se realiza una sobrecarga oral de glucosa de 100 g, y los resultados son compatibles con diabetes gestacional. La mayoría de las pacientes van a ser diagnosticadas de esta manera.

La sobrecarga oral de glucosa no se realiza a todas las gestantes, de tal forma, que sólo se va a realizar a un grupo de riesgo de padecer diabetes gestacional. La forma de seleccionar a este grupo de riesgo de padecer diabetes gestacional es mediante la realización del Test de O’sullivan; que consiste también en administrar una dosis vía oral de glucosa, pero de menor cantidad (50 g). Esta prueba se va a realizar a todas las pacientes embarazadas en el segundo trimestre de la gestación (semana 24 aproximadamente), salvo aquellos casos en los que ya se haya diagnosticado diabetes gestacional.

Además, también se realizará de forma adicional en el 1º trimestre de la gestación (semana 10 aproximadamente) en aquellos casos considerados de riesgo:

  • Edad superior a 35 años.
  • Obesidad.
  • Antecedentes personales de diabetes gestacional u otras alteraciones del metabolismo de la glucosa.
  • Antecedente de feto macrosómico.
  • Familiares de primer grado (padre, madre, hermanos) con diabetes mellitus.
  • Grupos étnicos de riesgo (afroamericanas, asiático-americanas, hispanas, indio americanas).

Diabetes Gestacional

El diagnóstico de sospecha de diabetes también se puede realizar en el tercer trimestre cuando no se haya hecho en el segundo trimestre; o bien si la embarazada presenta complicaciones típicamente asociadas a la diabetes gestacional, como es el caso de la macrosomía fetal o el polihidramnios (excesiva cantidad de líquido amniótico).

La aparición de diabetes gestaciónal supone un aumento del riesgo de padecer diversas complicaciones de la mujer embarazada (aumento de los valores de presión arterial, infecciones urinarias y vulvovaginales, aumento del volumen del líquido amniótico, y aumento del riesgo de parto prematuro); así como del futuro bebé (inmadurez fetal, feto macrosómico, mayor riesgo de cesárea urgente intraparto, y problemas cardíacos fetales).

Además en los casos de diabetes presente desde antes del embarazo; existe mayor riesgo de aborto, mayor probabilidad de malformaciones en el feto, y mayor riesgo de un crecimiento intrauterino restringido del feto.

No debemos olvidar, que aquellas madres que experimentan diabetes de inicio en la gestación, tienen riesgo de desarrollar diabetes mellitus tipo II después del embarazo.

Los niños nacidos de madres diabéticas que durante el embarazo no han tenido un buen control de la enfermedad; corren mayor riesgo de presentar en la edad adulta, obesidad, trastorno del metabolismo hidrocarbonado, y síndrome metabólico.

El tratamiento de la diabetes durante el embarazo va a depender de la severidad del cuadro, de tal forma que los casos mas leves se van a controlar simplemente con una dieta adecuada; mientras que los casos más severos necesitaran la administración de insulina.

Si necesitas información, asesoramiento o quieres sacar una cita con nuestros expertos, no dudes en ponerte en contacto a través de nuestro formulario. Clínica Ginecológica Abehsera nuestros clientes, nuestro aval.

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.