Coronavirus: información a la mujer embarazada


Coronavirus: información a la mujer embarazada


Vamos a intentar resumir en unas pocas frases la información que la mujer embarazada suele demandar en consulta, sobre coronavirus.

La enfermedad por coronavirus en la mujer embarazada

  • La mayoría de las mujeres embarazadas sólo presentará síntomas leves similares a un resfriado / gripe.
  • Los síntomas más graves derivados de la neumonía que genera el coronavirus, también pueden presentarse en las mujeres embarazadas. Aunque la probabilidad es muy pequeña, estos síntomas deben identificarse pronto para iniciar el tratamiento de forma temprana.
  • Al igual que en el caso de la gripe H1N1, es posible que la enfermedad presente mayor gravedad en el 3º trimestre que en el 2º o en el 1º.
  • Se ha observado una aumento de la coagulabilidad de la sangre en los pacientes ingresados por enfermedad por coronavirus. Debido a que el embarazo es una situación en la que está aumentada la coagulabilidad de la sangre de forma fisiológica, es posible que haya un aumento de riesgo de tromboembolismo venoso en mujeres embarazadas hospitalizadas con infección por coronavirus.

Efectos sobre el feto de la enfermedad por coronavirus

  • La transmisión vertical del virus (transmisión del virus de la madre al feto durante el embarazo o el parto) es probable. Aun no sabemos en qué proporción ocurre esto, ni cuales son las consecuencias para el feto y el recién nacido.
  • No existen datos que avalen que hay un aumento del riesgo de aborto o pérdida temprana del embarazo.
  • Tampoco existe ningún dato que sugiere que la infección por coronavirus puede producir malformaciones fetales.

Confinamiento durante el embarazo

  • Debido a la falta de certezas sobre el efecto del coronavirus sobre el embarazo, es recomendable que las mujeres embarazadas cumplan al máximo las medidas de distanciamiento social.
  • Durante el confinamiento, es recomendable la realización de ejercicio físico domiciliario.
  • Las citas de control y seguimiento del embarazo se mantienen, salvo que se aconseje lo contrario desde los profesionales que prestan este servicio.
  • Si la paciente embarazada presenta síntomas de alarma en el embarazo como sangrado vaginal, pérdida de líquido amniótico, disminución en la percepción de los movimientos fetales, o contracciones antes de las 37 semanas; no debe demorar la visita a urgencias.
  • Siempre que sea posible, se recomienda que la visita al hospital / consulta se realice sola o máximo con un acompañante. Es recomendable el uso de mascarilla y de guantes.

Seguridad de las maternidades y de los espacios de consulta

  • El establecimiento de circuitos limpios de enfermedad por coronavirus en las maternidades, garantiza la seguridad las pacientes que acuden al hospital.
  • Es recomendable que la habitación no sea compartida con otra paciente.
  • Es importante evitar las aglomeraciones en las salas de espera, que se deben adecuar limitando el número de plazas.
  • El personal que atiende a las pacientes embarazadas debe extremar las medidas de higiene con cada paciente, con el fin de evitar posibles contagios entre pacientes. Con este objetivo se usa mascarilla en todo momento, se recambian los guantes con cada paciente, y se realiza limpieza constante de las sondas ecográficas.
  • Esta mas que demostrado que el control y vigilancia del embarazo por parte de los obstetra, implica una disminución en el número y la gravedad de las complicaciones durante el embarazo. Por tanto, no se debe abandonar el control rutinario del embarazo.
  • No está contraindicada la presencia de un acompañante en la sala de partos. No obstante, no se aconsejan visitas de otras personas tras el nacimiento del bebé.

Gestantes con enfermedad por coronavirus

  • Las pacientes con enfermedad leve o moderada permanecerán en aislamiento domiciliario. Deben ser instruidas en los síntomas de empeoramiento y ser evaluadas telefónicamente a diario. Se realizará profilaxis de la enfermedad tromboembólica venosa.
  • Las visitas de control rutinario del embarazo se demorarán hasta el fin del periodo recomendado de aislamiento.
  • En el caso de que durante el aislamiento domiciliario aparezcan síntomas de alarma del embarazo, la paciente acudirá a urgencias de maternidad avisando previamente vía telefónica de su visita.
  • Salvo que las condiciones respiratorias de la paciente lo exijan, no se debe modificar la vía del parto por la enfermedad por coronavirus.
  • No está contraindicada la analgesia epidural, ni el pinzamiento tardío del cordón.
  • Se desaconseja el uso de la bañera de parto, ya que el riesgo de infección a través de las heces, es muy elevado.
  • Se puede utilizar con seguridad, en aquellos casos en los que se precise, la corticoterapia para la maduración pulmonar fetal.
  • Las pacientes ingresadas recibirán tratamiento anticoagulante antes y después del parto.
  • No existe suficiente evidencia para recomendar el aislamiento por separado de la madre y el recién nacido, por lo que esta decisión debe ser consensuada con los padres.
  • La lactancia materna no está contraindicada. No obstante, debe realizarse con la máxima seguridad para evitar un posible contagio al recién nacido.

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *