HISTEROSCOPIA


HISTEROSCOPIA


La histeroscopia es una técnica endoscópica ampliamente utilizada en ginecología. Consiste en la visualización directa del interior de la cavidad uterina (cavidad endometrial). Se utiliza un instrumento muy fino (histeroscopio) que se introduce a través de la vagina y el cuello uterino, en el interior del útero. Al mismo tiempo que nos permite visualizar la cavidad endometrial, instila líquido (generalmente suero salino) dentro del útero para poder visualizar mejor la cavidad endometrial y realizar tratamientos. El histeroscopio permite realizar biopsias, corregir defectos congénitos, resolver adherencias, así como la extracción de pólipos y miomas.

TIPOS DE HISTEROSCOPIA

Podemos diferenciar 2 tipos de histeroscopia:

Histeroscopio diagnóstico

Diagnóstica: puede realizarse sin anestesia en consulta. El histeroscopio presenta un diámetro muy reducido, por lo que genera mínimas molestias a la paciente. Además permite realizar tratamientos de pólipos y miomas de pequeño tamaño. Al estar las pacientes sin anestesia, permite que ellas mismas puedan visualizar la intervención.

Quirúrgica: se realiza en el quirófano y requiere de sedación de la paciente. En este caso, el histeroscopio es de mayor tamaño y permite realizar tratamientos de mayor envergadura. En cualquier caso, prácticamente siempre se trata de cirugías ambulatorias que no requieren hospitalización, o a lo sumo una estancia que no requiere dormir en el hospital.

Resectoscopio usado para histeroscopia quirúrgica

UTILIDAD DE LA HISTEROSCOPIA

Entre las patologías que pueden ser resueltas mediante esta técnica, destacan:

Pólipo endometrial
  • Pólipos endometriales y cervicales.
  • Miomas submucosos.
  • Malformaciones uterinas.
  • Cuerpo extraño retenido en cavidad endometrial.
  • Presencia de restos tras embarazo.

 

 

Además, la histeroscopia diagnóstica se ha convertido en una herramienta habitual en casos de:

  • Imposibilidad para conseguir embarazo.
  • Hemorragia uterina anómala.
  • Abortos de repetición.

Todos los ginecólogos deben conocer esta técnica.  Sin duda, un criterio de calidad de un servicio de obstetricia y ginecología, es contar con una unidad experta en histeroscopia.

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.