Embarazo gemelar


EMBARAZO GEMELAR


Debido a diversos factores, el número de casos de gestación gemelar ha experimentado un incremento significativo en los últimos años. El embarazo gemelar debe ser vigilado siempre en la consulta de alto riesgo obstétrico, dado que las complicaciones maternas y fetales son más frecuentes en el embarazo gemelar. Dentro de los embarazos gemelares, el hecho de que los fetos compartan o no compartan la placenta, influye directamente en la tasa de complicaciones.

TIPOS DE EMBARAZO GEMELAR

Vamos a clasificar al embarazo gemelar en función del número de placentas y del número de bolsa amnióticas:

  • Gestación gemelar bicorial (75%-80% de los casos): cada feto tiene su bolsa amniótica y su propia placenta.
  • Gestación gemelar monocorial biamniótico (20%-25% de los casos): cada feto tiene su bolsa amniótica, pero comparten una única placenta.
  • Gestación gemelar monocorial monoamniótico (1% de los casos): ambos fetos comparten la bolsa amniótica y la placenta.

COMPLICACIONES MATERNAS

Las complicaciones maternas son más frecuentes que en el caso de los embarazos únicos, siendo las complicaciones más frecuentes:

  • Vómitos durante el embarazo.
  • Hipertensión arterial.
  • Anemia.
  • Retención de líquidos.
  • Problemas hepáticos durante el embarazo.
  • Sangrado durante el embarazo.
  • Sangrado durante el parto.
  • Mayor tasa de mortalidad materna y fetal durante el parto.

    COMPLICACIONES FETALES

El riesgo de parto prematuro está aumentado en las gestaciones gemelares, de tal forma que la prematuridad es la complicación fetal más frecuente. Mientras que el 60% de los embarazos gemelares se van a producir por debajo de la semana 37 de gestación, el 20% por debajo de la 34, el 10% por debajo de la 32, y el 5% por debajo de la 28.

Las malformaciones fetales y las anomalías cromosómicas fetales también están aumentadas en frecuencia en los casos de embarazo gemelar. Además, las malformaciones fetales son más frecuentes en las gestaciones monocoriales (una única placenta).

El crecimiento intrauterino restringido también es más frecuente en los casos de embarazo gemelar. Esto puede afectar a uno o a ambos fetos. También es más frecuente en las gestaciones monocoriales.

Las gestaciones monocoriales presentan complicaciones propias debidas al hecho de que ambos fetos compartan la misma placenta:

  • Síndrome de transfusión feto fetal: debido a conexiones vasculares en la placenta, se produce el paso de sangre de un feto (donante) a otro (receptor). Esto genera un crecimiento restringido en el feto donante, y una sobrecarga en el feto receptor.
  • Secuencia anemia policitemia: es una situación similar a la anterior pero que se desarrolla de forma crónica, dando lugar a un feto anémico (donante) y a otro policitémico (receptor).
  • Secuencia de percusión arterial reversa: existe uno de los fetos malformado que tiene un corazón rudimentario o ausente, y no tiene perfusión directa placentaria, sino que esta le llega a través de una comunicación el gemelo normal.

 

Es importante que en la primera visita se establezca de forma correcta el tipo de embarazo gemelar. Así, se podrá determinar el riesgo para el embarazo. Del mismo modo, es importante establecer un correcto calendario de visitas en función de cada caso. 

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.